Trufas de la alegría 

IMG_2227-0.jpg

Hoy me siento  alegre y me apetecía saborearlo en mi boca y compartir con ustedes una receta que para mí representa la alegría Trufas de chocolate a la naranja

La emoción, de saborear la mezcla justa y exquisita de naranja y chocolate, y a su vez ser consciente que todos y cada uno de sus  ingredientes  son nutritivos. Esoooo…Amigos me hace feliz.

 

La esencia de naranja es alegría, da sensación de felicidad, es un antidepresivo, es sedante, afrodisíaco, depurativo, antiinflamatorio, antiséptico…

Ingrediente relleno

  • 1 T de avellanas activadas
  • 1 T de trigo sarraceno germinado. En post anteriores explico como hacerlo, también se puede comprar germinado ¡pero es tan fácil germinar!
  • 10 dátiles medjoul
  • 20 gotas de esencia de naranja a gusto
  • 1 poco Ralladura de naranja
  • 2 c de zumo de naranja
  • 4 C de cacao polvo crudo ecológico
  • 2 C de sirope de ágave
  • 1 pizca de sal Himalaya
  • 1/2 c de vainilla ecológica

Ingredientes de la cobertura

  • 1/2 T de manteca de cacao
    2c ( 3o g) cacao polvo ecológico
  • 1/3 c de vainilla
  • 1/3 T de aceite de coco bio
  • 1 pizca de sal
  • 1/4 T de sirope de ágave ( al gusto)

Siempre digo que que hay que ir probando continuamente. Para hacer mi relleno, abrí al menos, la tapa de la procesadora de alimentos seis veces, hasta ajustarlo a mis papilas gustativas. Más sal, más dátil, más naranja, un poco de amor… Así es como todo lo que hagáis quedará delicioso. Te tiene que encantar a tí la primera. Por eso las cantidades son muy subjetivas.

 

Elaboración del relleno
Mezclar las semillas germinadas, las avellana y los dátiles. Después ve introduciendo el resto de ingredientes cacao, sal, zumo y ralladura de naranja, esencia de naranja, vainilla, sirope de ágave y ajusta el sabor que más te guste. Pon menos cacao y esencia de naranja para empezar y lo vas ajustando a tu paladar

Déjalo enfriar en nevera hasta que coja consistencia y pueda hacer las trufas

 

Elaboración de la cobertura
Pon al baño María la manteca de cacao, retírala del fuego una vez derretida y añade el resto de ingredientes. Déjalo enfriar. Una vez fría las dos preparaciones. Empiezo por hacer bolitas del tamaño que desees y bañándola en la cobertura. Usa la imaginación para decorarlas . Yo en algunas trufas puse un poco del sal marina sin refinar, la sal aumenta el sabor del chocolate.

Se pueden guardar perfectamente en el congelador y sacarlas una hora a antes de consumirlas. Así siempre tendrás trufas de la alegría para tus invitados o para cuando tú las necesites

 


 

“Todos nacemos con una caja de fósforos adentro, pero que no podemos encenderlos solos, necesitamos la ayuda del oxígeno y una vela. En este caso el oxígeno, por ejemplo, vendría del aliento de la persona que amamos; la vela podría ser cualquier tipo de comida, música, caricia, palabra o sonido que engendre la explosión que encenderá uno de los fósforos. Por un momento, nos deslumbra una emoción intensa. Una tibieza placentera crece dentro de nosotros, desvaneciéndose a medida que pasa el tiempo, hasta que llega una nueva explosión a revivirla. Cada persona tiene que descubrir qué disparará esas explosiones para poder vivir, puesto que la combustión que ocurre cuando uno de los fósforos se enciende es lo que nutre al alma. Ese fuego, en resumen, es su alimento. Si uno no averigua a tiempo qué cosa inicia esas explosiones, la caja de fósforos se humedece y ni uno solo de los fósforos se encenderá nunca.” Como agua para chocolate

You May Also Like

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>